DIOS

Yo le llamo Dios

noviembre 15, 2014

Yo le llamo Dios
La extraordinaria, misteriosa y maravillosa en
erg铆a que crea y mantiene la vida es totalmente libre e independiente. Su presencia marca el flujo de la vida, su ausencia el reflujo.

Le puedes llamar como quieras, podemos inventarnos un nombre si quieres o no ponerle ning煤n, para no caer en discusiones de conceptos religiosos o filos贸ficos y no perder el asombro.

Cuando esa Energ铆a est谩 en ti, eres tu, si no est谩 en ti, ya no eres tu, eres solo un cuerpo regresando a la tierra,聽una huella ef铆mera que en su paso por la vida se llam贸 como tu te llamas.
Esa Energ铆a misteriosa, hace palpitar tu coraz贸n y mueve cada uno de tus 贸rganos, hace circular la sangre y la llena de oxigeno. Se asoma por tus ojos y ve, toca con tus manos y siente, se hace flor y perfuma el aire, vuela con el ave y se hace calor en el sol, agua en el mar y lluvia en el campo.

Juega en ti y en mi, en tu sonrisa y en la m铆a, en la noche se hace luna y vigila tus sue帽os.

Es amor y se hace amor para disfrutarse a si mismo al verse en su propio espejo.
Esa extraordinaria Energ铆a, misteriosa y maravillosa no tiene nombre o tiene el que tu quieras que tenga, pero cuando est谩 en ti, se llama como tu, vive en ti como tu, y eres TU鈥 cuando dejas de ser tu.
Cuando cierro mis ojos, en la meditaci贸n profunda, siento jugar esa Energ铆a Sagrada dentro de mi鈥 y brota en mi alma una sonrisa.
Yo le llamo Dios.

Enrique Noriega Felix
Si quieres compartir esta reflexi贸n:

You Might Also Like

error: El Tren de la Vida