Año Nuevo

Tu mano me sostuvo

diciembre 31, 2014

Como cada año, Señor, hacemos un recuento de nuestros días vividos, las cosas buenas, las cosas malas.
 Pero en esta ocasión lo único que puedo hacer es ver todas aquellas cosas que sucedieron, las que hice bien, 
las que hice mal.

 Solo tu misericordia Señor hace posible vivir plenamente cada instante de mi vida. 
La verdad no me costó mucho verla, pues desde que abrí los ojos a cada día, ya estaba ahí tu Misericordia. 
Y cada noche al cerrar los ojos, tu Misericordia me arrullaba.

Un canto de alabanza, un himno de gratitud brotan de lo más profundo de mi corazón porque tu Amor me rodea, 
me sostiene y me alienta. 
No tengo ningún temor para empezar el nuevo año… 
Tus bendiciones son inmensas.

Las cosas que me alteraron, las que me asustaron, las que me alegraron son las cosas que 
me permitieron que yo aprendiera a confiar en Tí.

Las que vengan, por avasalladoras que lleguen a ser, estarán contenidas en tu Amor que vale mas que cualquier cosa.

Eso sí, tengo que pedirte perdón, porque he abusado de tu amor y he cometido muchas faltas, pero aún así, 
es más la alegría de haberme sentido perdonada, protegida y amada por ti.

Me desesperé, lloré, me enojé… pero al final siempre, sin falta, estuvo tu amor para consolarme y amarme.

Aprendí a decir, con mas o con menos fe, pero aprendí a decir: Señor en Tí confío.
Así termino este año, así comienzo el que viene: Señor en Tí confío.

Gracias Señor por este Año que termina y por todas las bendiciones recibidas, los aprendizajes y todo cuanto me diste.

Cierro este Año con infinito agradecimiento, amor, fe y esperanza .

Amén

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply silvia enero 2, 2017 at 4:49 pm

    muy bonitas reflexiones y oraciones

  • Leave a Reply

    error: El Tren de la Vida