Cuando alguien se va

Many

junio 12, 2023

Many

Tavito era un ni帽o de 5 a帽os, se caracterizaba por su nobleza y su actitud servicial.

Un d铆a la madre de Tavo, decidi贸 cambiarlo de kinder, porque el otro ya les quedaba muy lejos, Tavito, triste pero emocionado, se prepar贸 para su primer d铆a de clases.

Durante el receso no tuvo mucha suerte para hacer amiguitos, solo un peque帽ito se le acerc贸 a platicar.

驴C贸mo te llamas? Dijo Tavito.
-Many, respondi贸 el ni帽o.
Comenzaron a jugar y platicar, se acercaba la hora de salida y Many comenz贸 a llorar.

驴Qu茅 tienes Many, no te da gusto que por fin viene mam谩 por ti?
鈥 Mi mam谩 ya no viene por mi, me he parado en la puerta, esperando a que la miss diga mi nombre para salir, pero nunca lo dice, regreso con miedo a la casita y me escondo toda la noche, para que la oscuridad no me d茅 miedo.

La maestra grit贸 el nombre de Tavito, este se fue a la entrada donde su mam谩 lo esperaba.

En casa le cont贸 a su mam谩, lo que Many le hab铆a dicho, la mam谩 le dijo: 芦seguro es una broma, no hagas caso, todas las mam谩s siempre vamos por los ni帽os禄.

D铆a 2 en el kinder.

Durante las clases Tavo, nunca ve铆a a Many, solo lo encontraba durante el receso y a la hora de salida.
Este d铆a many estaba llorando

驴Qu茅 tienes Many, por qu茅 lloras?
-Ya no quiero seguir aqu铆, me he tratado de salir, pero no puedo, es como si estuviera encerradito y no puedo regresar a mi casa, extra帽o a mi mami, a mi pecesito y mi cama.

Tavito le dijo: 鈥 Mi mam谩 dice, que todas las mamis siempre vienen por los ni帽os.
-La m铆a no. Dijo Many. 鈥 La m铆a no ha venido desde hace muchos d铆as.

La maestra comenz贸 a notar actitudes raras de Tavito, entonces mand贸 a llamar a la madre y le dijo:

-He notado que Tavo habla s贸lo, no socializa con nadie, en hora de recreo y salida, se encierra en la casita del patio y habla solo ah铆 dentro, nadie quiere ser su amigo, les da miedo que Tavo habl茅 solo.

La madre dijo:

-Hablar茅 con Tavo, ma帽ana regresar茅 con usted y le platico lo que me diga.

En casa la madre de Tavito, habla con 茅l, sobre todo lo que est谩 pasando en la escuela; al terminar la pl谩tica, la madre sorprendida, pero segura, crey贸 en la palabra de su hijo, dici茅ndole:

-Esto se lo vas a contar a tu maestra el d铆a de ma帽ana, yo te creo y yo te voy a acompa帽ar.

Lleg贸 el d铆a de clases y la maestra se sent贸 para escuchar lo que Tavo ten铆a que decirle, y fu茅:

芦Yo no hablo solito, mi amigo Many es el que siempre est谩 conmigo en la casa, el tiene miedo porque su mam谩 no ha venido a buscarlo a la escuela, quiere ir a su casa y extra帽a a su mam谩, si quiere vamos y que 茅l se lo diga禄.

La maestra paralizada, le dijo a Tavito:

-Yo te creo, puedes ir a jugar al patio, me voy a quedar con tu mam谩.
Entonces la maestra relata lo siguiente:

-Many era un peque帽o de 4 a帽os, estaba en este kinder hasta hace un a帽o, que falleci贸, el muri贸 en esa casita de un paro card铆aco fulminante, la madre estaba debastada, los doctores no pudieron hacer nada y desde entonces, no supimos nada m谩s de su mam谩, la escuela mand贸 apoyo psicol贸gico a la casa de many, pero la madre se neg贸 a recibirla, me sorprende mucho que Tavito sepa de many, esto pas贸 hace un a帽o y es imposible que el supiera de este ni帽o, porque a煤n no estudiaba ah铆 y para los ni帽os, Many se cambi贸 de escuela.

La madre de Tavo con m谩s seguridad, decidi贸 apoyar a su hijo.

-Tavo dice que tiene una misi贸n, que Many le ha pedido buscar a su mam谩, para que venga por 茅l a la escuela y se pueda ir a su casa; yo quiero apoyarlo, me pueden dar la direcci贸n, le prometo que si la mam谩 de many no quiere hablar, no molestaremos m谩s.

La maestra despu茅s de ver que lo que pasaba no ten铆a explicaci贸n, accedi贸 a darles la direcci贸n, para que Tavo pudiera seguir con su misi贸n.

Luego de que la maestra le di贸 la direcci贸n a la mam谩 de Tavito, asistieron por la tarde a verla.

Al tocar la puerta, una mujer demacrada, p谩lida, fachosa, con ojos hinchados y un oso de felpa en su mano, abri贸 la puerta con mal humor.

Tavito al ver ese oso, inmediatamente dijo:

芦Ese debe ser puchis禄. La mam谩 de many cerr贸 inmediatamente la puerta y entre llanto s贸lo grit贸:

-隆LARGO!

Al d铆a siguiente volvieron a insistir, con la misma ropa del d铆a anterior, abre la puerta y antes de cerrarla Tavito dice:

-Espere, mam谩 de Many, yo conozco a Many y 茅l me pidi贸 que le dijera algo a usted.

La se帽ora se agacha y le dice:

-驴Estudiabas con 茅l?

La madre de Tavo le explica, que el ni帽o lleg贸 apenas a ese kinder y no se conoc铆an antes, pero que la maestra y los ni帽os, lo miraban hablar solo y en peque帽o afirmaba que hablaba con Many.

As铆 pasaron varias semanas, mientras Tavo le mandaba recados de Many a la madre, esta comenz贸 a sanar muchas heridas, al comenzar a saber cosas de su fallecido hijo.

Tavito le dijo:

-芦Se帽ora, Many quiere que vayan por 茅l a la escuela, todas las mamis van por sus hijos y Many ya se quiere ir, extra帽a a puchis, su camita, su hora de cuentos y su beso de buenas noches禄.

Despu茅s de tanta convivencia y detalles que Tavo le daba, la madre de many accedi贸 a ir a la escuela por 茅l.

Temprano Tavito y Many se encontraron en la casita de siempre, platicaron por 煤ltima vez, rieron y compartieron su 煤ltimo intercambio de palabras.

La maestra comienza a nombrar a todos los alumnos por los cuales hab铆an llegado, Marcos, Alex, Hannia鈥 As铆 sucesivamente hasta que menciona: Tavito y Many, sus mam谩s han llegado.

Emocionado Many corre a la puerta, abraza a su maestra, a quien le recorre un fr铆o en el vientre.
Many se acerca a su mam谩, a quien no hab铆a visto en mucho tiempo, la madre pudo sentir esa conexi贸n 煤nica con su hijo, se agacha y un escalofr铆o apasible recorre su cuerpo, aunque no pod铆a verlo, ella pod铆a sentir a su hijo, abraz谩ndola.

Tavito vi贸 alejarse a su mejor amigo Many y su madre, con una gran sonrisa en ambos, Tavo solo dice:

-De nada.

En la casa de la madre de Many, ella sigue la rutina de cuando ten铆a vivo a su hijo.
Llegan a casa, acomodan su mochila en la sala y se sientan en el mueble a platicar como ha ido en su escuela, despu茅s sirvi贸 dos platos de comida, se sentaron en la mesa y ella comi贸, como si nada estuviera pasando.

Pasaron un d铆a com煤n, como cualquier otro, a pesar de no poder verlo, ella pod铆a sentirlo, sent铆a ese fr铆o, pero lleno de amor; no quer铆a que el d铆a acabara, pero las horas pasaron y lleg贸 la hora de despedirse.

La noche hab铆a ca铆do, la madre fue a la habitaci贸n de many, que estaba levantada y lista para recibirlo, la madre se sienta a la orilla de la cama, lee un cuento, como sol铆a hacerlo: 芦Este era un ni帽o, que ten铆a que hacer un largo viaje, pero su mam谩 no pod铆a acompa帽arlo, 茅l ten铆a miedo, pero entonces descubri贸 algo muy importante, que su mamita siempre lo iba a amar, aunque 茅l no pudiera verla y aunque pase mucho tiempo o poco, la mami siempre volver谩 por 茅l禄.
Saca de un costado de ella, a puchis, el osito de felpa de su hijo, entre l谩grimas le desea las buenas noches.

En ese momento, la madre dej贸 de sentir ese fr铆o que la acompa帽o en todo el d铆a.

Many, hab铆a conseguido paz y se hab铆a marchado para continuar amando a su mam谩, en el m谩s all谩.

Autor desconocido

Si quieres compartir esta reflexi贸n:

You Might Also Like

error: El Tren de la Vida