La Mujer

Ense├▒a a tu hija

marzo 9, 2020

Enseña a tu hija 
Ense├▒a a tus hija que volver a casa despu├ęs de un matrimonio fallido, es mejor que volver a casa en un ata├║d.

Ens├ę├▒ales a las mujeres que amas, que un adi├│s no es un fracaso, que terminar una relaci├│n significa iniciar una nueva vida, que salir de un circulo vicioso es una victoria para el coraz├│n, que cortar de ra├şz un v├şnculo emocional t├│xico, es un acto de amor propio.

Hazles saber a tus hijas, hermanas, t├şas, sobrinas y a todas tus amigas, que tienen toda una vida por delante, que el brillo en su alma no podr├í apagarlo nadie, que no se pierde nada cuando la dignidad es la que se defiende, que lo bello de levantar la mirada es observar las cosas valiosas que no pod├şamos ver, que solamente al movernos podemos escuchar el ruido de las cadenas.

 

 

Diles que siempre tendr├ín tu apoyo incondicional, que sin importar lugar, fecha o conflicto, tendr├ín abiertas las puertas de tu casa, diles que a tus brazos podr├ín acudir las veces que lo necesiten, que la distancia no es problema, que toda la vida estar├ís all├ş, no para juzgarlas o culparlas, si no para entenderlas, escucharlas, aconsejarlas y amarlas.

Diles que regresarán a casa como guerreras, valientes, dignas, inquebrantables y fuertes.

Que una mujer que está tratando de recuperar la confianza, fortaleza o autoestima, es una persona que merece miles de aplausos y es inspiración para alguien que está a punto de tomar la decisión de tomar las riendas de su mente, cuerpo y vida.

Háblale a tu hija de la importancia del amor propio, de que la paz interior no es negociable, que los principios e ideales no están a la venta, que está prohibido cerrar los ojos ante los primeros indicios de violencia, que nunca debe permitir que le corten sus sueños, que sus alas valen mucho más que un hombre.

Dile a tu hija que tiene voz propia, que puede decidir por ella misma, que tiene un nombre y apellido, que tiene una gran familia que jamás le dará la espalda, que tiene una casa y un hogar.

Enseñale a tu hija que lo primero es el amor propio. 

Autor desconocido

Si quieres compartir esta reflexi├│n:

You Might Also Like

error: El Tren de la Vida