Para ti mamá

El hogar de un bebé es Mamá

julio 23, 2020

El HOGAR de un bebé es MAMÁ El Tren de la Vida

Mucha gente no sabe que el líquido amniótico tiene el sabor de mamá, y que nacen impregnados de ese sabor, y en cuanto empiezan a respirar, de ese olor.
.
Por eso nada más nacer buscan aferrarse de nuevo a aquella persona que sabe y huele de ese modo. Y no sólo eso: buscan esa voz, relativamente aguda, que pertenece a mamá (por eso todas las personas que se acercan a un bebé ponen voz ayuda).
.
Y todo por una razón muy simple: porque su hogar es Mamá. Porque ahí donde esté su olor, su sabor, su voz y su piel, sabrá que está a salvo.
.
Al poco de nacer se corta el cordón umbilical. Una unión física que se rompe, y que da paso al otro cordón, el que no se ve, que convierte a la madre en una especie de loba que podría hacer cualquier cosa para proteger a su cría, y que convierte al bebé en un cachorro lobo que podría aullar de la manera más escandalosa si se le separa de ella.
.
En los primeros años es así. Y está bien. Aunque el entorno insista en que el cachorro debe separarse de mamá, es así. Porque si no, el cachorro aúlla. Y el corazón de mamá loba, también.
.
Y papá lobo espera, apoyando a mamá y bebé, compartiendo tiempo, espacio y responsabilidades, a que el cordón que une a mamá y bebé se haga un poco más elástico. A que el cachorro se acerque a él y le diga “Papá lobo, ¿qué puedes tú ofrecerme?”. Pero ojo, esta pregunta llegará, sobre todo, si papá lobo está ahí desde el principio, pasando tiempo con él, sosteniendo, calmando, abrazando y amando, esos ratos en que no necesita tanto la protección de su madre loba.

Así es, porque así ha sido siempre. Y las costumbres de miles y miles de años se han convertido en instintos.
.
¿Y si no puede ser así? Porque mamá loba trabaja y aunque su corazón aúlla, no puede estar ahí. Porque papá también trabaja, su corazón también aúlla, y tampoco puede estar ahí. Pues el cachorro lobo aullará. Y es la obligación de TODO su entorno comprender y empatizar, y hacerle sentir lo más cuidado, querido, sostenido, respetado y comprendido posible.
.
Porque, no olvidéis, aunque a menudo es agotador, el hogar de un bebé es Mamá.

Foto: Pinterest
Autor: desconocido

Si quieres compartir esta reflexión:
Whatsapp

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida