HO´OPONOPONO

SOBRE HO’OPONOPONO

junio 25, 2021

PALABRAS DEL DOCTOR LEN SOBRE HO’OPONOPONO.

¿Cómo puedo aplicar este proceso terapéutico en mi vida?

Al hacer ho´oponopono usted pide a Dios, a la Divinidad, que limpie, y purifique el origen de estos problemas, que son los recuerdos, las memorias. Usted neutraliza así la energía que asocia a determinada persona, lugar o cosa.

En el proceso esta energía es liberada y transmutada en pura luz por la Divinidad. Y dentro de usted el espacio vaciado es llenado por la luz de la Divinidad. Por lo que, en el ho´oponopono no hay culpa, no es necesario revivir ningún sufrimiento, no importa saber el por qué del problema, ni su origen. En el momento que usted nota dentro de sí algo incómodo en relación a una persona, lugar, acontecimiento o cosa, inicie el proceso de limpieza, pida a Dios:

“Divinidad limpia en mí lo que está contribuyendo a crear este problema”.

Entonces use las frases de esta secuencia:

“Lo siento mucho. Perdóname. Te amo. Gracias”, usted puede destacar solo alguna de ellas que le llegue más en aquel momento y repetirla. No es necesario repetir las cuatro palabras juntas.

Deje a su intuición guiarle.

Cuando usted dice: “lo siento mucho”, usted reconoce que algo (no importa saber el qué) penetró en su sistema cuerpo/mente. Usted quiere el perdón interior por lo que le trajo aquello. Al decir “Perdóname” usted no está pidiendo a Dios que le perdone, usted está pidiendo a Dios que le ayude a perdonarse. “Te amo” transmuta la energía bloqueada (que es el problema) en energía fluyendo, le vuelve a unir al Divino. “Gracias” o “Estoy agradecido” es su expresión de gratitud, su fe en que todo será resuelto para el bien mayor de todos los involucrados.

A partir de este momento lo que suceda después es determinado por la Divinidad, usted puede ser inspirado a hacer alguna acción, cualquiera que sea, o no, persista en el proceso de limpieza y después, obtendrá la respuesta.

Recuerde siempre que lo que usted ve de errado en el prójimo también está en usted, todos somos Uno, por tanto toda cura es auto-cura. En la medida en que usted mejora, el mundo también mejora. Asuma esta responsabilidad, nadie más necesita hacer el proceso, solo usted.

No existe ninguna regla en relación al orden de las frases. Use la frecuencia con la cual se sienta mejor, la que esté más en sintonía con su momento.
Puede usar una o dos palabras, las cuatro palabras, cualquiera de ellas ya resuelve.

El aspecto principal es que estamos aprendiendo a relacionarnos con nuestra mente subconsciente, conocida en la tradición hawaiana como Unihipilli. Él es responsable de las memorias, él las recibe y almacena, repitiéndolas conforme su programación. Es a él al que debemos aprender a amar, pidiendo perdón por la falta de consideración y comunicación.

Piense las frases en todos los momentos de su día, esto lo mantendrá con una actitud vibrante de bienestar y comprensión.

El Dr. Len afirma que limpiar visualizando un problema no funciona. Pero cuando usted limpia por limpiar, usted puede ser agradablemente sorprendido por lo que la Divinidad escoge como resultado para usted.

Al llevar los errores hacia amor a través de la limpieza con Ho´oponopono, la situación se despliega divinamente, perfectamente. Y esto es así con cualquier relación o situación en nuestras vidas, no importa cuál sea.

Ho´oponopono trabaja dentro de uno mismo, donde las memorias son la causa de nuestros problemas. La limpieza (Ho´oponopono) tiene que ver con llevar paz a esa situación, la paz que va más allá de todo entendimiento, seguida por soluciones perfectas y correctas.

Ho’oponopono
Tomado de la red

Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like

error: El Tren de la Vida