Adultos Mayores

SOBRE EL ALZHEIMER

junio 10, 2022

MEDITACI脫N SOBRE EL ALZHEIMER

Hoy, en meditaci贸n, pregunt茅 a un 脕ngel, c贸mo ayudo m谩s a un familiar que sufre de Alzheimer, es alguien a quien amo con todo mi coraz贸n, me siento desesperado.
Su respuesta no se hizo esperar: 鈥溌縟e qu茅 la quieres curar?鈥
鈥淧ues de eso鈥, respond铆 yo.

鈥淓lla olvida mucho las cosas, ya no puede tomar decisiones importantes, tiene altibajos emocionales fuertes, no duerme bien, se despierta mucho en las noches, le da mucho miedo estar sola, no puede ya manejar, no puede convivir con los dem谩s porque pronto pierde el hilo de las conversaciones, pide comida aun cuando hace media hora comi贸, se ha vuelto muy dependiente de los dem谩s, en particular de su dama de compa帽铆a, de sus hermanas y de mi鈥.

El 脕ngel me respondi贸: 鈥淓lla pidi贸 estar as铆, no la puedes curar, s贸lo puedes adaptarte a ella y amarla鈥.
鈥淣o entiendo鈥, le dije, 鈥溌縞贸mo que ella pidi贸 estar as铆?鈥
脡l continu贸: 鈥淪e cans贸 de ser adulta y pidi贸 volver a ser ni帽a.

Se cans贸 de planear, tomar decisiones y ejecutarlas, se cans贸 de controlar, se cans贸 de mandar, se cans贸 de que otros dependieran de ella.

Fue mucho su estr茅s, fueron muchas sus noches en vela, fue mucho lo que contuvo.

Las partes de su cerebro encargadas de la conciencia de adulto y las decisiones -maduras- se agotaron.

Ella necesitaba descansar y pidi贸 volver a ser ni帽a, a no tener tantas responsabilidades, a depender y no que dependieran de ella, a que la comprendieran y no tener que esforzarse por comprender a todos y todas.

Ella ahorita s贸lo quiere que la apapachen, que la entiendan, que la amen, que sean pacientes con ella y que la apoyen, justo como ella lo hizo con muchos m谩s, entre ellos contigo鈥.

Mis l谩grimas rodaban por mis mejillas como dos riachuelos鈥
鈥淒io demasiado como esposa, dio demasiado como hija, como hermana, como madre, como ama de casa, como amiga, como trabajadora y como ciudadana.

Ahora s贸lo pide en sus oraciones un poco de regreso. Se cans贸 de ser adulta, pidi贸 ser otra vez ni帽a鈥 y cada vez ser谩 m谩s ni帽a.

T煤 tienes una hija de pocos a帽os, ella tambi茅n olvida, ella tambi茅n necesita que la ayuden en todo, a ella tambi茅n le da miedo quedarse sola, ella tambi茅n llora de repente sin motivo aparente, ella tambi茅n necesita le preparen la comida, ella tambi茅n necesita apapachos, abrazos, mucha paciencia y mucho amor.

Ya ves, son iguales, as铆 que tu trato debe de ser similar para ambas鈥.

El 脕ngel hizo una pausa, dos chispazos de luz verde sal铆an detr谩s de su espalda como si fueran alas, y continu贸: 鈥淭煤 sigues buscando remedios y soluciones entre plantas y vitaminas, ejercicios y m茅dicos, pero ah铆 no est谩 la soluci贸n, la 煤nica medicina para ella se llama AMOR, comprensi贸n, admiraci贸n, GRATITUD, paciencia, tolerancia, muchas visitas y apoyo.

Que cada quien que la haya conocido, que cada quien haya recibido algo de su parte, que cada quien que la estime, pase por su casa y la salude, que le llamen, que se hagan presentes para reconocerla y admirarla. T煤, por tu parte, 谩mala con tus pensamientos, con tus palabras, con tus visitas como si fuera una ni帽a m谩s de tus ojos, porque eso mismo fuiste tu para ella鈥.

Este es un grito desesperado para todos aquellos familiares con Alzheimer y/o demencia senil.
Este es un grito desesperado para todos aquellos que conocen a alguien con esta condici贸n.
Este es un grito desesperado para ti, para que con buena alimentaci贸n, con buenas emociones, con buen descanso, trates de prevenir esta condici贸n en ti y en los que te rodean.

Este es un grito desesperado a todos aquellos que conocen a la mujer de la que hablo, que la visiten, que la apoyen, que la acompa帽en, que le muestren un poco del gran amor que Dios deposit贸 en ustedes鈥

GRACIAS

Cr茅ditos al autor

Si quieres compartir esta reflexi贸n:

You Might Also Like

error: El Tren de la Vida