Actitud

PROMETO NO OLVIDARME

agosto 2, 2021

PROMETO NO OLVIDARME

Había saldado ya viejas cuentas pero otras quedaban pendientes…
Y ella lo sabía…
Nadie mejor que ella lo sabía.
Tenía que volver.
Se tomó su tiempo… y su no tiempo, se acomodó en su espacio infinito y programó su vida.
Escribió su guión, eligió a sus padres, se ordenó deberes, juró elegir la verdad y no el error.
Y cuando escribi√≥ la palabra ‚Äúfin‚ÄĚ ya estaba lista para empezar.
Le costó menos esta vez despedirse de sus amigos de luz, sabía que iba a volver… y que los encontraría allí abajo.
Repas√≥ su libreto por √ļltima vez. ‚ÄúPrometo no olvidarme‚ÄĚ, grit√≥ con toda su alma, mientras el aire se volv√≠a mas denso y lentamente iba muriendo a ese mundo de luz.
La oscuridad la envolvió…
Se fué enredando de a poco en una sustancia viscosa, tibia, pegajosa, que crecía… crecía… y la cubría… la rodeaba… la encerraba…
Esa prisi√≥n la acompa√Īar√≠a durante todo su viaje. ‚Äúya s√© pero no debo olvidarme‚ÄĚ.
El espacio fu√© haciendose cada vez mas peque√Īo.
Por las √ļnicas dos ventanillas percib√≠a el agua‚Ķ tibia‚Ķ
Y ese tambor batiendo… siempre a ritmo… cada vez mas fuerte.
De pronto otro tambor, mas peque√Īo, comienza a escuchar‚Ķ y va creciendo, con su propio ritmo.
Los dos tambores acompasados se aceleran… se aceleran… siempre a ritmo… más veloz… cada vez más veloz…
Ya no queda espacio…
Algo me empuja y recuerdo el miedo… otra vez el miedo… presiento un tubo estrecho y un leve resplandor allá… al final… lucho por llegar a él… el tamborcito casi estalla en un grito espantoso…
‚ÄúEs una nena.‚ÄĚ
El médico la toma por la patitas, le da un chirlo, la nena llora y todos festejan.
Nadie sabe mi dolor.
Sólo a veces, muy pocas veces tengo la sensación de estar cumpliendo con aquel guión; es cuando el amor me afloja la cara y la sonrisa se instala… y las ventanillas brillan… pero por mas esfuerzo que haga no logro recordar aquella promesa, aunque la intuición me dice que tiene que ver con la elección de la VERDAD.
Marilina Ross
Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like