Cuando alguien se va

Entendiendo a la muerte

octubre 29, 2021

ENTENDIENDO A LA MUERTE.

La Muerte es uno de los instantes de la vida que m√°s cuesta aceptar y entender al no haber sido educados para fluir con ella y comprenderla.

Nos ense√Īaron a vivirla como un hecho traum√°tico, en vez de vivirla como un proceso natural de gran trascendencia en el que hay que agradecer y honrar con Serenidad, Amor y Templanza al Sagrado Esp√≠ritu que nos acompa√Ī√≥ en esta experiencia de vida, dese√°ndole un buen viaje hacia su nueva experiencia evolutiva.

La palabra Muerte tiene tantas connotaciones negativas que habr√≠a que eliminarla de nuestro vocabulario y llamar a este proceso ‚ÄúTrascender‚ÄĚ o ‚ÄúTrascendencia‚ÄĚ porque eso es lo que hacemos, trascender a otra realidad, adecuada a nuestro estado de conciencia.

Todos los miedos que tenemos en la Vida, la no aceptación de los ciclos, el apego, dependencias y las falsas seguridades que nos creamos tienen la raíz en el miedo a la muerte.

Sólo el conocimiento, el entendimiento y el amor nos mostrará para qué nacemos, para qué estamos de forma temporal en este mundo material y para que abandonamos el cuerpo físico.

La pregunta no ser√≠a por qu√© morimos, sino ‚Äúpara qu√© abandonamos nuestro cuerpo f√≠sico‚ÄĚ y hacia d√≥nde, en este infinito Universo nos dirigimos.

Cuando un Ser Querido abandona este mundo material en el que experimentamos la Vida, está naciendo en otros planos de existencia continuando con su libre evolución.

Si abandonamos el apego y el sufrimiento y activamos el Amor incondicional hacia la persona que ha emprendido el viaje a otro nuevo mundo, los sentidos del Alma podrán percibir la energía y el Amor del Ser querido que se fue.

Recuerda siempre la chispa de vida que tenía el ser querido en sus ojos, recuerda su energía y  valía .

Todo lo que era y es, ahora existe en otra frecuencia diferente que nuestros sentidos f√≠sicos no pueden o no se permiten percibir, simplemente ha dejado √©sta peque√Īa frecuencia para pasar a otra evolucionando en consciencia.

Créditos al autor

Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like