Para ti mamá

El dinero viene de la madre

julio 17, 2021

EL DINERO VIENE DE LA MADRE
Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero.⁣

Durante los primeros nueve meses de nuestra vida, hemos conocido la abundancia de la naturaleza y su perfección. Al tomar conscientemente a nuestra madre, reanudamos el fluir de la abundancia en nuestra vida.⁣

En la pareja, observamos que la abundancia depende de la actitud de la mujer. Si la mujer respeta a su marido, el marido tendrá éxito y prosperidad.⁣

Para las personas solteras, éxito y prosperidad dependen de cómo han tomado a su propia madre.⁣

La abundancia es un movimiento del espíritu, para el que agradece toda su vida como es. ⁣

EL DINERO, SÍMBOLO DE VIDA, necesita ser aceptado como es, reconocido, querido, respetado. ⁣

El éxito en tu profesión y en tus relaciones íntimas depende en gran medida de que estés dispuesto a sanar la relación con tus padres y a seguir adelante con tu vida. ⁣

Si aún culpas a tus padres por las dificultades de tu vida, tu conexión con el amor y con tu propio poder creativo seguirán bloqueadas. Solo es posible restaurar el equilibrio honrando a ambos padres y su contribución a tu despertar, por más difícil que esto te parezca.⁣

Cuando has integrado las energías de tu madre y padre, dejas de generar lecciones parentales en tus relaciones de pareja. Acabas con el ciclo de conducta inconsciente y reactiva y atraes a una pareja que te invita a dar el siguiente paso de tu crecimiento.⁣

El compañero de vida o la pareja del alma llega a tu vida cuando has resuelto las lecciones con tus padres.⁣

Entonces el hombre deja de encontrar a su madre en su esposa y trata de ser su marido; y la mujer deja de encontrar a su padre en su marido y trata de ser su esposa.⁣

Las relaciones inconscientes y abusivas llegan a su fin o se transforman y el escenario está preparado para emprender el camino de la intimidad comprometida y consciente. ⁣

Desconozco el autor

Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida