Mi padre

CARTA PARA SANAR EL LINAJE PATERNO

febrero 27, 2021

CARTA PARA SANAR EL LINAJE PATERNO
Gracias, papá te amo, te aprecio, te acepto tal cual eres en todas las dimensiones del espacio tiempo, te agradezco por tu presencia tu luz y tu fuerza.


Honro mi linaje masculino y te honro a ti papá, por ser el paciente agricultor de mi alma pues, tras haber sembrado tu semilla, la cultivaste desde tu lugar tal y como pudiste, uniéndote conmigo a través del amor que alcanzaste a darme.


Te doy las gracias, papá porque de ti he aprendido cómo protegerme, proveerme, cuidarme, y guiarme, tú me abriste la mirada al mundo.
Gracias por tus dones y tus carencias, y por los dones y carencias de tu linaje masculino que es el mío, nos elegimos para aprender de esa experiencia.

Mirándote a ti los miro y los tomo a todos tal y como fueron.
Me responsabilizo de todo aquello que yo acepté e integré en mí como verdadero.

Reconozco que tú cumpliste tu labor de la mejor manera posible de acuerdo a tus propios recursos y posibilidades y ambos cumplimos con el contrato de alma que acordamos. Perdono cualquier sufrimiento que hayamos co- creado y me agradezco y te agradezco las lecciones que de éste obtuvimos.


Libero toda historia de dolor, de miedo, de enojo, de tristeza que se haya generado en nuestra relación y lo que fue lo miro asintiendo, dejándolo atrás y lo tomo como fuerza.

Te tomo a ti como mi verdadero padre tal y como eres en toda dimensión y por favor tómame como tu verdader@ hij@.
Hoy soy tal y como soy gracias a tu aportación a mi vida, todo lo que necesite corregir y mejorar es ya labor mía, me hago responsable de mi mismo@ y reconozco que aquello que quiera cambiar o continuar sólo depende de mi decisión.


Desde tu mirada fui hasta hoy mirada y reconocida por los hombres, y desde tu amor me mostraste hasta hoy cómo merezco ser amada. Gracias a todo eso tal y como fue he llegado hasta aquí y me he convertido en adulta, hoy lo dejo contigo y asumo mi proceso y la responsabilidad de sanar con todos los hombres de mi camino aquello que haya quedado pendiente contigo.

Ahora los miro con respeto, y les doy su lugar de hombres dignos, así yo tomo el mío de mujer y me respeto en mi dignidad.
Dejo contigo tu historia con mamá, me dieron la vida, gracias, papá ustedes son los grandes y eso es solo de ustedes, ahora los veo y desde mi honra hacia ustedes les digo: ya fue suficiente.


Bendíceme, papá si miro a mi pareja y soy mirada por con buenos ojos y si amo y soy amada desde un mejor lugar como pareja.
A partir de hoy te integro a ti y a todos los hombres que estén en mi vida en cualquier relación, con respeto en mi masculino sagrado, en mi nuevo y amoroso y presente.

Te amo por y para siempre

Autor desconocido

Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida