La pareja

AMAR A LOS HOMBRES

abril 4, 2014

AMAR A LOS HOMBRES

 En un proceso tan doloroso y complejo como es el duelo, este texto tan hermoso de LAUREN WILCE puede resultar muy inspirador:

 SI QUIERES cambiar el mundo, ama a un hombre, realmente ámalo. 

Ama al hombre cuya alma llame a la tuya con claridad, al hombre que te ve, al que tiene suficiente coraje como para tener miedo. 

Acepta su mano y guíala suavemente hacia el fondo de tu corazón, donde él pueda sentir tu calidez y descansar y quemar su pesada carga en tu fuego.

 

¬†M√≠ralo a los ojos, encuentra a sus padres y abuelos, y esas guerras donde sus esp√≠ritus lucharon en tierras lejanas, en tiempos remotos,encuentra sus dolores, y peleas y culpas sin juicio y d√©jalo todo ir, su√©ltalo, siente su carga ancestral, lo que busca es un refugio seguro en ti, d√©jalo derretirse en su firme mirada, sabiendo que no necesitas despejar esa furia, porque tienes √ļtero, una puerta profunda y dulce para lavar y renovar viejas heridas.

 

 SI QUIERES cambiar el mundo, ama a un hombre, realmente ámalo. 

Si√©ntate delante de √©l, en la plena majestuosidad de tu femineidad, en el aliento de tu vulnerabilidad, en el juego de tu infantil inocencia, en las profundidades de tu muerte e inv√≠talo a florecer, suavemente entregada y permite que su poder masculino de un paso hacia ti y nadar juntos en el √ļtero de la tierra en silencioso saber y cuando se retire porque lo har√°, escapando asustado a su cueva, re√ļne a tus abuelas en torno a ti, envueltas en su sabidur√≠a, escucha sus tiernos susurros, calmando tu asustado coraz√≥n infantil, invit√°ndote a la quietud y espera pacientemente su retorno, si√©ntate y canta junto a su puerta una canci√≥n de remembranza, de que puede calmarse una vez m√°s.

 

¬†SI QUIERES cambiar el mundo, ama a un hombre, realmente √°malo, no enga√Īes a su peque√Īo ni√Īo con astucias y artima√Īas y seducci√≥n y brujer√≠a, s√≥lo para dejarlo atrapado en una red destructiva de caos eso no es femenino, es venganza, es el veneno del linaje corrupto, del abuso de las eras, de la violaci√≥n de nuestro mundo, eso no le da poder a la mujer, sino que la reduce mientras lo castra y nos mata a todos.
Y si su madre no lo pudo sostener, muéstrale una verdadera mujer y ahora dale sostén y guíalo con tu gracia y profundidad, ardiendo en el centro mismo de la Tierra. No lo castigues por sus heridas que no responden a tus necesidades o a tus criterios, llora dulces ríos por él, 
lleva toda esa sangre de regreso a casa.

 

SI QUIERES cambiar el mundo, ama a un hombre, realmente √°malo.

√Āmalo hasta desnudarte y sentirte libre.

√Āmalo hasta abrir tu cuerpo y espiritu al ciclo de nacimiento y muerte.

Y agradécele la oportunidad, mientras danzais juntos a través de los vientos y bosques silenciosos.

 

 Sé tan valiente como para ser frágil y déjalo beber de los suaves y embriagadores pétalos de tu ser.

Déjale saber que puede sostenerte, pararse y protegerte.

D√©jate caer en sus brazos, confiando que puede tomarte, a√ļn si te han dejado caer miles de veces antes.

Ens√©√Īale a rendirse, rindi√©ndote y √ļnete al dulce vac√≠o del coraz√≥n del mundo.

 

¬†SI QUIERES cambiar el mundo, ama a un hombre, realmente √°malo, an√≠malo, n√ļtrelo, perm√≠tele, esc√ļchalo, dale sost√©n, dale sanaci√≥n y t√ļ a cambio ser√°s nutrida, sostenida y protegida.

S√© brazos fuertes y pensamientos claros y flechas apuntadas, porque √©l puede, si lo dejas ser todo lo que sue√Īas.

 

Si quieres amar a un hombre, √°mate a ti misma, ama a tu padre, ama a tu hermano, a tu hijo, a tu ex pareja, ama desde el ni√Īo a quien has besado por primera vez, hasta el √ļltimo por quien has llorado.

Agradece los regalos de tu camino, hasta este encuentro con el que tienes frente a ti ahora y encuentra en √©l la semilla de todo lo que es nuevo y solar, una semilla que puedes nutrir para ayudar a plantar y cultivar un nuevo mundo juntos‚ÄĚ.

 

LAUREN WILCE

 

Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like

  • Erik jair Tiburcio Hernandez marzo 26, 2015 at 6:08 pm

    para poder amar a alguien primero hay que amarse a uno mismo

  • error: El Tren de la Vida