Actitud

Víctimas de su propio veneno

julio 3, 2021
VICTIMAS DE SU PROPIO VENENO.
Las abejas tienen un aguijón, como si fuera la punta de una flecha.
Cuando pican a un ser humano o a un animal, el aguijón entra en la piel y no sale,
porque el aguij√≥n se mantiene dentro de la ¬ęv√≠ctima¬Ľ.
Cuando intentan salir volando, parte del intestino de las abejas terminan siendo arrancadas.
Morirán poco después como resultado de esta mutilación.
El ataque puede da√Īar un poco a su v√≠ctima, pero a la abeja le cuesta la vida.
(Obviamente en el caso de las abejas, esto es algo del instinto del insecto).
Pero con el ser humano sucede algo similar: aquellos que viven todo el tiempo tratando
de atacar a la gente a trav√©s de chismes, intrigas, destilando odio, rencor, hiriendo‚Ķ incluso puede molestar moment√°neamente a su ¬ęv√≠ctima¬Ľ, pero siempre termina siendo v√≠ctima de su propia maldad.
Observe si hay felicidad en aquellos que viven así…
Por eso, T√ļ sigue tu vida haciendo el bien sin importar a quien y jam√°s te rindas,
no desistas de tus metas por personas que disfrutan metiéndose en la vida ajena,
perjudicando a los demás; esas siempre terminan mal, víctimas de su propio veneno.
Hagamos el bien, todo se paga en esta vida.
Piénsalo…
Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like

error: El Tren de la Vida