La felicidad

El pastel que nadie comió

noviembre 11, 2020

Del muro de Psicóloga Irene Rocha
El pastel que nadie comió 

Siempre un pastel de cumpleaños es algo muy bonito, se agradece la atención y se agradece el amor con el que fue dado.

Sin embargo pasado los días, invitas a tu seres queridos, quieres regalar, quieres invitar a ver quien gusta un fragmento de tu pastel y todos dicen no, no puedo, no quiero, no tengo tiempo, estoy a dieta etc.

Y es ahí donde te das cuenta que solo queda ahí, que cada mañana no hay con quien compartirlo, que se enfría en tu Refri, que tienes que tragártelo solo(a), que con los días pierde su sabor y por último, más de la mitad del pastel va a parar a la basura.

Esto solo me pone a pensar, que es justo así el nivel de amor que existe en el mundo a lo mejor deseas compartirlo con alguien, a lo mejor quieres comértelo entero, pero en realidad es algo para COMPARTIR. Y aquí viene la lección más importante, NO PODEMOS OBLIGAR A NADIE A COMERLO, no puedes pedirle o rogarle a alguien para que lo haga. 

Te pertenece, te fue dado con amor, se agradece y si no hay la obligación de tragártelo tú solo(a), no tienes que quedar tampoco bien con nadie ni sentir culpa.
Si la porción que comiste fue suficiente está bien.

¿Y si te quedas con el pastel? Te recordará cada día lo amargo que es que nadie quiera compartirlo contigo.

¡Y no pasa nada! Si te hartas tíralo, si ya no sirve tíralo, si te amarga tíralo.

Pero que ese pastel que nadie comió te de la mejor lección de tu vida. 

Tu decides SIEMPRE tu felicidad, que no depende de otros si quieren compartirlo contigo o no, que es tu responsabilidad estar día a día amándote, que si lo que comiste fue suficiente para ti y eso basta.

Que el amor, no porque te fue dado en exceso TIENES que aceptarlo.
Que si nadie lo quiere NO ESTÁ OBLIGADO.
Que si no hay nada que hacer sólo observa y sigue adelante…

Cierro diciendo una frase que últimamente me ha dado tanta paz… y es la siguiente 
“colabora con lo inevitable”

Psicóloga Irene Rocha

Si quieres compartir esta reflexión:

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida