DIOS

DESAYUNA CON DIOS

mayo 27, 2016

¡Cuán importante es el desayuno!

Para comenzar un día lleno de energías y fuerzas necesitamos alimentar nuestros cuerpos.
Pero así como requerimos de comida para poder funcionar bien,
es importante buscar a primeras horas de la mañana la presencia de Él.

Desayunas con Dios cuando le dices: “¡buenos días Señor, quiero empezar mi día contigo!”
Cuando reconoces lo indispensable y necesario que es poder sentir su paz y su amor
para enfrentar y ser productivo en las diversas facetas de tu vida.

Así como un chocolate, café o te caliente, nos confortan y hacen que
nuestro cuerpo sienta ese calorcito que disminuye el frío…

Dios acalora nuestros espíritus para que no seamos indiferentes ante el mundo que nos rodea.
Para que sintamos su cobertura y su fuerza sustentándonos mientras va pasando el día.

Somos nutridos por sus palabras cuando le buscamos y él nos da
la sabiduría para encarar y tomar las mejores decisiones.

De cuántas cosas podemos ser protegidos durante el día con tan solo tomar un tiempo para desayunar con Dios.
Si no lo has hecho aún te recomiendo y te digo que hoy es un buen día para invitarlo a desayunar contigo.

Así como nos conectamos al Internet para actualizarnos y comunicarnos;
necesitamos entablar conexión con Aquel que nos creó y que siempre ha querido entablar
lazos de amistad con sus criaturas.

No desaproveches esa rica y suculenta oportunidad de dialogar con el ser que más te ama en este mundo.
Aportación y Autoría: Brendaliz Avilés

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida