El matrimonio

CUIDA A TU PAREJA

marzo 22, 2015

Voy a decir algo que con seguridad va a molestar a muchos, pero que cuando se los explique les va a molestar más. 
Y es que a veces cuidamos más lo SEGURO que tenemos que lo INSEGURO. 

Me explico: yo siempre digo  “no cuides tanto a tu familia, cuida a tu PAREJA”  
¡¡Y la gente se sorprende!! 

 -¿Pero cómo que no voy a cuidar a mi familia? ¡¡Es MI FAMILIA!! 
 Mira: a tu familia no la tienes que cuidar. 
Es tu familia y siempre lo será. 

Tu familia, está segura, nunca se pierde. 
¿Ustedes han oído decir a alguien “allí va mi ex hijo, allí va mi ex padre”? 
No, ¿verdad? 
Pero han oído mucho “allí va mi ex pareja.” 

 Entre los padres, los hijos, los hermanos, los abuelos, los tíos, los primos… la familia es lo más seguro que se tiene, ahí no hay “exes.” 
Ellos están y estarán allí siempre. Y Hor más tiempo que tarden en escribirse, ellos continuarán allí. 
Usted no puede decir “aquella señora que va pasando por mayá fue mi madre por 25 años.” 
Su madre está allí, ella está segura. 

Es más, les voy a decir otra cosa: de todos los amores que significa tender lazos, de todos los puentes, 
el amor más débil que existe es el de PAREJA.  
En una pareja no hay consanguinidad. 

Por eso hay que darlo TODO para formarse algo. 
Tener una pareja es como cuidar una flor. 
Si una flor no se riega, se muere, y si se riega mucho también. 
Hay que ser un artista para cuidar una flor. 
Yo no sé cuidar flores, por eso soy cura. 

El amor de padre, de madre y de hijo es como tener un “cují coreano.”
 Nadie lo riega, pero esta ahí. 
Eso que llamamos Amor Eterno se da en papá, en mamá, en un hijo y en amigos, que también pueden llegar a ser 
un amor eterno; es decir un amor sin condiciones. 

 Pero el AMOR en una PAREJA es un amor diario que tiene que cuidarse TODOS LOS DIAS. 
Tengo un hermano en los Estados Unidos que se fue hace más de diez años y pasamos todo ese tiempo sin comunicarnos.  
Nunca le llamé y puedo decir que hasta fue por descuido, lo admito. 

 Siempre sabía de él a través de nuestra madre 
Cuando regresó lo fui a buscar al aeropuerto. 
 Al darnos el abrazo fue tan fuerte, que lloramos de emoción. 

¡Allí estábamos los dos hermanos después de tantos años! 
Ah, pero vete lejos de tu pareja por diez años… y a ver que encuentras. 
 Por eso el amor de pareja es amor de todos los días. 

Yo puedo hablar con mis padres cada semana, una vez al mes, pero si tuviera pareja la estuviera llamando a cada momento.
 Y no es que sea bueno o no.
 Es que el amor es así. 
Por ejemplo, yo comparo el AMOR de aquellas parejas que por alguna circunstancia del destino tienen un hijo discapacitado. 
No es que no se quieran a los otros hijos, ellos están seguros, pero… …de aquél hijo especial tienen que estar 
más pendientes porque no se puede valer por sus propios medios, se puede caer, lastimar, a lo mejor no come solo… 

En cambio los otros están bien, los quieren y saben que están seguros ahí. …de aquél hijo especial tienen 
que estar más pendientes porque no se puede valer por sus propios medios, se puede caer, lastimar, a lo mejor no come solo…
 En cambio los otros están bien, los quieren y saben que están seguros ahí. 
De manera que lean este mensaje con mucho interés, ya que es en beneficio de los DOS.                                                           
   Padre Ricardo Búlmez.

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida