DIOS

OBRA EN CONSTRUCCIÓN

abril 6, 2016

Dos jóvenes fueron a ver las obras de un nuevo viaducto quesería de grande utilidad para el tránsito de su ciudad. 
 Al llegar al local, no vieron nadie más trabajando. 

 Vieron apenas una placa donde se leía: La obra ha sido completada.
Gracias por su paciencia.

¿Cómo están las obras de transformación de nuestras vidas?
¿Estamos dejando realmente a Dios trabajar? 

¿Los que están a nuestro alrededor pueden testificar de que lo nuevo es
mucho más bonito que el viejo?

 ¿Ha sido bueno para todos nuestro cambio?
Muchas veces somos obras difíciles, demoradas,interminables.

 Un día parece que todo va bien y que la belleza comienza a surgir en nuestras actitudes. 
En el otro,todo se vuelve feo nuevamente. 
A veces, la pintura que era brillante y de apariencia agradable luego empieza a perder
el brillo, el color, y todo necesita ser recomenzado.

Necesitamos entender qué, para que seamos felices, es
necesario dejar al Constructor trabajar libremente, conforme su voluntad 
en la hora que Él juzgar mejor. 

Sabe lo que es bueno para nosotros y cuales los reparos de que estamos necesitando. 
Él es más qué un Constructor, ¡es un Amigo!

 Es nuestro Padre, nuestro Dios, la fuente de nuestra felicidad eterna.
¿Las obras de su crecimiento espiritual están adelantadas o todo continúa parado?

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida