Acércate a Dios

Solo Dios

marzo 2, 2014

Recomiendo leer todo el Salmo 18

¿Estás en una situación difícil?
¿Pasas por muchos problemas?
¿Estás sufriendo?

Por más difícil que sea tu situación, precisamente es en estos momentos que debes decir como el salmista en el salmo 18:
“Yo te amo, Señor, mi fuerza.

El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi libertador.
¡Oh mi Dios, roca en que me refugio, mi escudo, mi fuerza y mi salvación!

Cierto es hermano, el Señor es tu fortaleza, tu protector, el es quien te socorre.
Aunque veas difícil la solución a tus problemas, confía en el Señor así como el salmista confió al escribir tan hermosas palabras que nos dan aliento.

“En mi angustia clame al Señor, invoque a mi Dios, y desde su templo oyó mi voz, llego mi clamor a sus oídos”.
Clama al Señor, invoca a Dios, porque en medio de tu angustia, de tu problema, o situación el te escuchará y como un padre con su hijo, El te ayudará.
“Ningún tropiezo en el camino de Dios.

La palabra del Señor es segura, el es un escudo para cuantos se acogen a El.”
Dios cumple siempre sus palabras, sus promesas.
Por eso confía en que Jesús resolverá tu situación cualquiera que sea.
El es tu escudo contra los que te quieran hacer daño.

“Mi Dios me llena de fuerza y allana mis caminos. El hace mis pies como de siervo y me quedo de pie sobre la altura.
El adiestra mis manos para el combate, y mis brazos para tensar el arco de bronce.”

Solo Dios te llenará de fuerza, quien enderezará tu vida.
El te dará todas las herramientas necesarias para seguir hacia adelante y luchar en ese combate que con tu confianza puesta en Jesús tendrás la victoria.
Amén

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida