Ánimo

La autoestima

noviembre 13, 2014

La mayor parte de nuestra desilusión de las personas y los cambios negativos que notamos en los otros
corresponde a que nosotros fuimos a esa relación esperando recibir algo o bien nos formamos
una idea de que esa persona iba a llenar nuestros vacíos.

La cruda realidad es que nadie puede llenar un vacío en nuestro interior sino nosotros mismos.
Una persona que ha sido abandonada de niño por sus mayores o que no recibió mucho cariño, lejos de buscar a alguien que le ame,
le proteja, le de seguridad, lo que busca inconscientemente, sin darse cuenta y aunque crea que busca todo lo contrario,
es que la vuelvan a abandonar, a desproteger, a dar inseguridad… mientras ese vacío no esté lleno de amor, pero de amor por uno mismo.

Aquel mandamiento cristiano de “Amar al prójimo como a tí mismo” se cumple muy mediocremente
pues no amamos al prójimo (mas bien ni siquiera lo respetamos) porque no nos amamos
y tenemos una muy mala opinión de nosotros mismos.

Por lo que cualquier terapia, de cualquier tipo debería empezar por ¿cómo está mi autoestima?
Y una buena forma de comenzar a analizar mi autoestima es observando cómo cumplo mis compromisos.

Cuando digo a una amiga “Mañana te llamo” ¿lo hacemos o sólo era para sacarnos de encima una conversación que no queríamos?
Cuando hago una promesa ¿la cumplo, la postergo o la olvido?

Si me propongo cosas como “Mañana hago ese trámite, empiezo la dieta, visito a mis abuelos, hago ejercicios de gimnasia, etc.” ¿ lo cumplo?
La mala autoestima viene desde dentro y no creemos en nosotros mismos porque hemos sido continua,
vil y cruelmente engañados por nosotros mismos al no cumplir con nosotros mismos, al mentirnos a nosotros mismos,
al juzgar a otros para tapar nuestros propios errores.

Comienza ahora mismo a verte como eres y a aceptarte, pero para mejorar, no para tu propia complacencia.
Observa lo que no te gusta y cámbialo, nadie si no tú puede hacerlo.

Sólo tú tienes todo el poder sobre tí mismo y adquiere buenos hábitos de la misma forma que adquiriste los nefastos: repitiéndolos.
Al mejorar tu autoestima, verás como aprendes a amarte, a llenar el vacío de tu corazón
y a ser una mejor persona para atraer a ti a personas valiosas.
Como tú.

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Anónimo enero 25, 2015 at 7:50 pm

    es muy dificil pero de apoco habra que lograrlo, me han lastimado mucho por culpa de no tener autoestima, pero ya no quiero mas ser asi

  • Leave a Reply

    error: El Tren de la Vida