Acércate a Dios

GRACIAS A DIOS POR SUS DONES

enero 3, 2018

En ocaciones pensamos que disfrutar de la vida es dejarse llevar por el gozo, por los instintos y satisfacer todos y cada uno de nuestros caprichos, sin que importe nada, ni nadie.

¡ Que error más grande!, ya que en nuestro diario acontecer encontramos ejemplos y sobrevivientes de un concepto mal entendido o mal dicho: ” aprende a vivir la vida”.

Desafortunadamente esas personás hoy viven en la frustración, en la depresión, enganchadas a las drogas, al alcoholismo y en la tristeza, no se dieron tiempo para disfrutar de la vida; por el contrario, como una carrera hacia la locura; se entregaron a otra pasión que no fue la de vivir.

No utilizaron sus propios talentos para hacer el bien; no disfrutaron de su tiempo para contemplar las maravillas de la naturaleza y de las bellezas creadas por Dios. Algunos no disfrutaron de sus padres, de sus hijos, de sus amigos, y vivieron como si no existieran, perdidos en el veneno del poder, del placer y del tener.

Desafortunadamente desperdiciaron su vida.
Pero ¿ Que es la vida?

El concepto de vida resulta difícil de definir con exactitud, pues abarca un sin fin de aspectos.
Básicamente, se define como el espacio de tiempo que va desde el nacimiento de un ser hasta la muerte.

Sin embargo, vivir es mucho más de lo que imaginamos.
La vida es un don de Dios.

Nos es dado para que nos realicemos plenamente como seres humanos, disfrutandola al mismo tiempo que formamos parte de ella; para que enfrentarámos sus altas y sus bajas, como hace el velero con el ímpetu del mar.

Se dice que hay una sola vida y que se debe disfrutar de ella y en ella.
Tomando en cuenta este dicho, muchos sin pensarlo dos veces, se lanzan, desafortunadamente, al mundo de los placeres o de actividades que aparentemente dan felicidad, pero en realidad, desnaturalizan a la vida con todos sus elementos, dicha y quebranto, sin olvidar los momentos especiales, los valores y también los sinsabores.

Lo que nos rodea es consecuencia de lo que somos, de lo que ofrecemos, de lo que negamos, de lo que decidimos y lo que callamos, de lo que tenemos presente y de lo que hemos olvidado.

No hay quién no haya escuchado el consejo ” vive este día como si fuese el último de tu vida”.
¿ Pero sabemos que hacer? .
¿ Estamos concientes de lo que tan sólo un instante significa?

Nunca es tarde para recapacitar en el valor de la vida y los afortunados que somos por tenerla, pero también entenderla y disfrutar, la alegría de vivir.

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: El Tren de la Vida